Prensa Indigena Inicio

  • Elo20.jpg
  • Din4.jpeg
  • Elgo14.jpg
  • Elper51.jpg
  • 10-28.jpeg
  • 29de24a.jpg
  • Gru22.jpeg
  • 29de24b.jpg
  • Elpe154.jpg
  • Al18b.jpg
  • Al4.png
  • Fos15a.jpg
  • Esa19.jpeg
  • Duro19.jpg
  • Contra25d.jpg
  • Cri30.jpg
  • Elpe153.jpg
  • Vaca24c.jpg
  • Elpe151.jpg
  • Amen12c.jpg
Recibido de Javier Arjona, corresponsal de Prensa Indígena. 16 de marzo.- Decretada por el gobierno del PP... Mañana lunes… la Audiencia Nacional archivará causas como las relativas a la muerte del cámara José Couso durante la guerra de Iraq o los asesinatos del jesuita Ignacio Ellacuría en El Salvador o el diplomático español Carmelo Soria en Chile.
También se cerrarán lanes (¿) de los genocidios en el Tíbet, Guatemala, el Sáhara y Ruanda, el Holocausto nazi, los vuelos de la CIA, el asalto a la Flotilla de la Libertad por Palestina, los ataques contra el campo de refugiados de Ashraf (Iraq) y las torturas al movimiento Falun Gong.
 
David Couso, hermano del cámara de Telecinco asesinado en el ataque de Estados Unidos al hotel Palestina de Iraq el 8 de abril de 2003, ha visto en la reforma un "claro favor a la impunidad" para defender a los "asesinos".
Según ha añadido, su familia no ha emprendido una "lucha personal", sino que considera que esta ley desprotege a todos los periodistas que se encuentran en países en conflicto.
"Nos deja por los suelos", ha indicado Couso, sobre el lugar en el que la ley impulsada por el PP sitúa a las víctimas. Ha añadido que su defensa interpondrá las acciones que sean necesarias, entre ellas acudir al Tribunal Constitucional y al Tribunal de Estrasburgo, para conseguir justicia.

Manuel Ollé, prestigioso abogado  personado en el caso de los Vuelos de la CIA, los genocidios del Sáhara y Guatemala o el asesinato del jesuita Ignacio Ellacuría en el Salvador, ha considerado que la norma vulnera el derecho internacional y la Constitución española.
Por ello, defenderá en primer lugar que sus causas sigan abiertas en la Audiencia Nacional y, en caso de ser archivadas, llegará hasta el Tribunal Constitucional e incluso el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

"Lamentablemente supone un auténtico genocidio a la ley de la justicia universal y a la defensa de los derechos humanos por parte de España frente a los crímenes más graves contra la humanidad".