(Por Josué H. Orosco)

Foto: Unicef.
Servindi, 24 de diciembre, 2020.- Durante el 2020 la República Socialista de Vietnam demostró tener una de las respuestas más exitosas del mundo frente a la pandemia del COVID-19. Su planificación a largo plazo frente a emergencias en la salud pública y estrategias diversas permitieron que este país asiático, con una población de más de 96 millones de personas, solo cuente con 35 fallecidos por este virus en la actualidad.
La República Socialista de Vietnam es una de las naciones exitosas en el control del COVID-19, y su rápida y efectiva respuesta frente a este virus es reconocida en el mundo.
Según monitoreos internacionales, cuando aún la humanidad es amenazada con una nueva variante del COVID-19, actualmente Vietnam tiene un promedio de 1432 casos, 35 fallecidos y 1281 recuperados por coronavirus.
Entre el 10 y 23 de diciembre, tuvo alrededor de 40 casos nuevos; no obstante, tiene un promedio de 15 casos por cada 1 millón de personas.
Es algo mínimo para una población de más de 96 millones de personas y, en particular, sobresaliente porque Vietnam comparte 1450 kilómetros de frontera con China, país donde se originó este mal.
En el mundo, son más de 79 millones de casos confirmados por coronavirus y se tiene un registro promedio de 1 millón 739 mil fallecidos.
<>Respuesta de Vietnam frente al COVID-19.
En enero de 2020 Vietnam realizó su primera evaluación de riesgos ante los casos de neumonía grave que se reportaban en la ciudad de Wuhan, ubicada en China.
En ese entonces, la etiología del virus era desconocida, pero Vietnam ya evidenciaba una planificación a largo plazo para hacer frente a las emergencias de salud pública.
Este país asiático empleó la experiencia aprendida en el tratamiento de brotes como el H5N1 y SARS y demás enfermedades infecciosas.
Se puede aducir que Vietnam ya estaba preparado para proteger a su población y asegurar su salud pública ante el surgimiento del nuevo coronavirus.
Una de sus primeras acciones fue la vigilancia en las zonas fronterizas y controles sanitarios en sus aeropuertos.
Foto: Naciones Unidas / Nguyen Duc Hieu.
Pero el COVID-19 llegó al territorio vietnamita el 23 de enero: dos ciudadanos chinos fueron los primeros portadores del virus, y con la propagación puso en cuarentena a las comunidades donde se detectó la infección.
El número de casos aumentó a 16 para el 13 de febrero. Se utilizaron políticas de cuarentena y aislamiento selectivo, mas no de confinamiento nacional.
Cerró sus fronteras y suspendió los vuelos internacionales desde China continental extendiendo esto a Reino Unido, Europa y Estados Unidos. Esta última medida se aplicó progresivamente a todo el mundo en marzo.
Según información de las Naciones Unidas, Vietnam demostró una de las respuestas más exitosas del mundo a la pandemia del COVID-19 entre enero y abril.
Durante ese periodo, hubo menos de 400 casos de infección en todo el país, la mayoría de ellos importados, y cero muertes.
La directiva nacional del distanciamiento social contribuyó a esos resultados, además del cierre de empresas no esenciales y la limitación en el uso del transporte público.
El éxito de Vietnam fue tanto que a principios de mayo, las escuelas y las empresas reanudaron sus operaciones y la gente pudo volver a sus rutinas cotidianas.
<>Más estrategias efectivas.
Vietnam aplicó un rastreo agresivo a contactos de las personas que eran sospechosos, expuestos y que mostraban síntomas de COVID-19, quienes eran monitoreados por el sector Salud.
Ello fue posible por la rápida movilización de los profesionales de la salud y personal de la seguridad pública, y gracias al uso de la tecnología mediante el uso de un aplicativo móvil.
Aquel aplicativo permite a la población actualizar diariamente su estado de salud, muestra los ‘puntos calientes’ de nuevos casos y brinda recomendaciones para mantenerse sano.
Los vietnamitas desarrollaron rápidamente su propio kit de prueba para coronavirus empleándolo solo en aquellos que tienen probabilidades de estar infectados.
Foto: Trn Lê Lâm/VNA/Str/Latin America News Agency vía Reuters. Fuente: devex.com
Otra estrategia eficaz fue la campaña de comunicación pública. Esta incluyó la difusión de un video de música pegadiza, cuyo mensaje fue transmitir la importancia del lavado de manos.
Además, se mantuvo a la población informada sobre las medidas preventivas y los síntomas del COVID-19, cuyo tema fue tratado con seriedad.
Cabe destacar que Vietnam desarrolló su propia vacuna contra el coronavirus y la semana pasada inició las pruebas en humanos.
<>La República Socialista de Vietnam.
La República Socialista de Vietnam es un país soberano del Sudeste Asiático, el más oriental de la península Indochina. Su capital es Hanoi desde la reunificación de Vietnam del Norte y Vietnam del Sur en 1976.
En el siglo XIX la península Indochina fue colonizada por los franceses. Tras un período de ocupación japonesa durante la Segunda Guerra Mundial, los vietnamitas iniciaron la Guerra de Indochina contra Francia, que acabó con la derrota y expulsión de las tropas galas en 1954.
Sin embargo, el país quedó dividido políticamente en dos estados rivales, el Norte y el Sur, que iniciaron un conflicto de creciente intensidad que acabó en la conocida…
Como Guerra de Vietnam, en la que se enfrentaron el Norte y las guerrillas comunistas conocidas como Viet Cong, contra las tropas del Sur y las fuerzas armadas de los Estados Unidos.
La guerra finalizó en 1975 con la victoria del Norte y al año siguiente el país se unificó bajo un régimen de orientación socialista.
En 1986 el gobierno inició la senda reformista, que puso a Vietnam en el camino de la integración con la economía global y hacia el año 2000 el país ya tenía relaciones diplomáticas con la mayor parte de naciones.
En el siglo XXI el crecimiento económico de Vietnam ha sido de los más altos del mundo, un éxito económico que resultó en el ingreso del país en la Organización Mundial del Comercio en 2007.
Fuente: Wikipedia.
https://www.servindi.org/actualidad-noticias/24/12/2020/vietnam-y-su-respuesta-exitosa-en-el-control-del-covid-19 <>