Indonesia: Sube a mil 200 la cifra de muertos por los terremotos

(Dpa, Afp y Ap)

Las tareas de búsqueda y rescate continúan en la isla de Palú, donde mezquitas, edificios de vivienda y centros comerciales fueron arrasados por el tsunami. Foto Afp.
Periódico La Jornada, Yakarta, 1º de octubre de 2018.- No llega la ayuda a víctimas. Aún hay islas incomunicadas; falló la alerta de tsunami. El número de muertos a causa de los terremotos y el tsunami que azotaron el viernes Sulawasi, la mayor isla de Indonesia, aumentó al menos a mil 200, informaron este domingo fuentes oficiales, pero el vicepresidente Yusuf Kalla expresó el temor de que la cifra ascienda a varios miles.
Más de 36 horas después de la catástrofe los equipos de rescate no consiguen llegar en la isla de Sulawesi a todas las localidades costeras afectadas para realizar labores de búsqueda y salvamento, y se teme que aún haya muchas personas atrapadas bajo el lodo y los escombros, al tiempo que se multiplican las críticas sobre el mal funcionamiento de la alerta de tsunami.
El portavoz de la Agencia para la Gestión de Desastres, Sutopo Nugroho, anunció que "el número de muertos seguirá incrementándose", y que muchos turistas fueron sorprendidos en la playa cuando la ola de unos dos metros tocó tierra, y al parecer, la causa de ello fue que el sistema de alerta de tsunami no funcionó adecuadamente:
"No hubo ninguna sirena. Muchas personas no eran conscientes del peligro".
Casi todas las víctimas se registraron en Palú, la cuarta isla indonesia en la costa oeste, donde se reportó que unos 500 heridos, algunos de gravedad, de esta localidad, que tiene una población de más de 350 mil habitantes mayormente musulmanes, es de donde proviene la grabación del tsunami con un celular que dio la vuelta al mundo y en la que se puede ver una enorme ola que avanza violentamente hacia la costa y arrastra a personas, barcos, automóviles y casas.
Autoridades confirmaron que en Palú muchos edificios están dañados, también una gran mezquita y un centro comercial ubicado junto a la playa.
Igualmente, reportaron el hundimiento del principal puente y que el corte en el suministro eléctrico continúa y las redes de telefonía móvil funcionan de manera irregular.
Los cadáveres cubiertos con lonas azules y amarillas están tendidos en las calles de Palú y las autoridades anunciaron que excavarán una fosa común para unos 300 cuerpos.
No se sabe cuándo será el entierro, pero "debe hacerse lo más rápido posible por razones de salud y religión", explicaron los altos mandos locales.
En un supermercado con los vidrios rotos, sobrevivientes llenan sus bolsas con todo lo que encuentran, asegurando que saquear es su única opción, ya que el apoyo humano no llega.
"Nadie nos ayuda y necesitamos comer", exclamó un ciudadano. "Todas las tiendas están cerradas, así que tenemos que recurrir al saqueo todo el tiempo", argumentó un joven.
Es probable que al norte en Donggala, más cerca del epicentro del sismo, haya daños peores, pero el acceso al área es muy limitado debido al mal estado de las carreteras.
"Las comunicaciones con Donggala y Sigi, otro distrito muy afectado, siguen cortadas porque no hay electricidad. No tenemos información sobre el impacto total del desastre allí", confirmó Nugroho.
Con 260 millones de habitantes, Indonesia es uno de los países más poblados del mundo y se encuentra en el Cinturón de Fuego del Pacífico, donde se producen con frecuencia terremotos y erupciones volcánicas, y fue el país más afectado por el tsunami de 2004: murieron más de 160 mil personas.
https://www.jornada.com.mx/2018/10/01/mundo/032n1mun <>

 

Joomla template by Joomlashine.com